Experiencias en medio ambiente

 

En materia de experiencias en el campo ambiental, le ruego al lector de leer la página de este sitio con mi experiencia profesional.

 

Más específicamente durante los años pasados en la Oficina Federal del Medio Ambiente en Suiza tuve la posibilidad de profundizar y de conducir a diferentes niveles de los siguientes temas ambientales:

Los subsidios de proyectos forestales de la Confederación, siendo en el momento jefe de la sección en la Dirección Federal de los Bosques/

La concepción e implementación de la nueva política de subvención de bosques basados en el programa “Conventions-Programmes” desarrollados bajo el marco de la nueva igualación financiera creada entre la Confederación y los Cantones

Diseñé y desarrollé el proyecto Effor2 que fue el primer proyecto-piloto de esta nueva política de subsidio. Su éxito fue seguido por una aplicación más amplia del concepto en otras políticas ambientales.

Conocimiento de las leyes: Como subdirector de la Oficina del medio ambiente logré obtener un conocimiento general sobre las leyes, como las leyes en la protección del medio ambiente, leyes en la ingeniería genética, leyes en el cambio climático, leyes en la protección de las aguas, leyes de los bosques y los peligros naturales etc. Además de sus 70 órdenes (incluso las órdenes de lucha contra el ruido, de la protección contra los rayos no-ionizantes, del saneamiento de sitios contaminados, de la financiación de estos saneamientos, del tratamiento y del transporte de desechos, de la protección del aire, de la protección de la tierra, de los productos químicos y biológicos, del tratamiento en medio confinado y / o en los cultivos OGM etc.).

La política de desechos vista bajo el ángulo nacional (en estrecha colaboración con los cantones y las comunas y los principales actores del sector privado interesados). Los temas principales son: La selección, cosecha y eliminación de desechos en las plantas de incineración. El reciclaje y recuperación de la materia primas como los metales, el fósforo y los materiales de construcción. La lucha contra el tirar basuras. El transporte nacional e internacional de desechos etc.

La investigación y el saneamiento de sitios contaminados: tratamiento de casos importantes como los de Kölliken, Bonfol, Viège, Monthey, Muttenz etc, también como el saneamiento de cientos de proyectos de menor importancia como el saneamiento de estantes de tiro.

La política nacional sobre la protección del aire (También aquí en estrecha colaboración con los cantones, la industria y los actores del transporte). El mejoramiento de la calidad del aire por el seguimiento de las normas de emisión y la evaluación de estas emisiones. La concepción, implementación y monitoreo del plan de acción para la reducción del polvo fino y especialmente hollín diesel. Lucha contra la calima-smog o contaminación del verano.

La política nacional de lucha contra el ruido: la lucha contra el ruido vial, ferroviario, industrial y social. Allí también esta lucha fue hecha colaboración con todos los actores interesados o las diferentes oficinas federales encargadas (Oficina Federal de carreteras, Oficina Federal del transporte, Oficina Federal de la aviación civil, la Defensa nacional para la aviación militar etc.). Los cantones y todos los actores económicos y sociales (por ejemplo, los estantes de tiro, los bares y discotecas, los campesinos y las campanas de sus vacas, las iglesias y su campanas etc.).

El respecto de las normas de inmisión y de emisión, la búsqueda de soluciones puntuales (barreras anti-ruido) y el origen de este (ruido de motores, neumáticos y insonorización) constituyen la base de una política eficaz de lucha contra el ruido.

La planificación territorial en sus aspectos infraestructurales, urbanísticos y arquitectónicos desempeñan uno papel importante en la búsqueda de soluciones efectivas a largo plazo.

En el futuro, la protección del recurso “Silencio” será cada vez más importante.

La protección contra los rayos no-ionizantes  es necesaria con el aumento exponencial de las ondas propagadas tanto por las antenas de telefonía móvil como por la red cada vez más densa de la distribución y el consumo de la corriente eléctrica. Los rayos no ionizantes, a diferencia de la radiación atómica (ionizante), no muestran su gravedad-

Sin embargo, existe evidencia considerable de que la exposición a largo plazo a altas dosis de radiación no ionizante en dosis más bajas puede causar un daño significativo. Algunas personas consideradas ultrasensibles se molestan muy rápidamente. El principio de precaución especificado en la Ley de Protección Ambiental es muy apropiado para este tipo de política.

La gestión sostenible del suelo La gestión sostenible del suelo, la lucha contra la erosión, la contaminación, el aplastamiento y el desperdicio de buenos suelos, llevaron a la Oficina Federal del Medio Ambiente a lanzar una verdadera "estrategia del suelo".

Su objetivo es el de coordinar de manera sistemática y efectiva todas las acciones necesarias para la conservación de suelos buenos para las generaciones futuras y su uso prudente e inteligente. En lugar de construir donde es más fácil y en el proceso de destruir permanentemente los mejores suelos, se tratará de conocer mucho mejor las cualidades y valores de los suelos para preservar los suelos más ricos y que ofrezcan más funciones.

Equiparnos con las herramientas necesarias para el conocimiento de los suelos y su gestión inteligente se volverá indispensable en el futuro, especialmente en una Suiza cuya búsqueda de un equilibrio entre la exuberancia del territorio y el crecimiento de la población no deja de desafiarnos.

La producción y el uso adecuado y seguro de productos químicos, biotecnológicos y nanotecnológicos forman la base de un mundo sano donde los beneficios de estos avances tecnológicos no son destruidos por inconvenientes de  los riesgos y peligros que producen en  la salud, la naturaleza y el medio ambiente.

Es esencial un enfoque coordinado entre todos los interesados: oficinas federales, oficinas cantonales, empresas de la industria química y biotecnológica, representantes de los consumidores y representantes de la investigación.

El mantenimiento de la diversidad biológica y paisajística es la base de una otra gran seguridad de la vida en la tierra (gracias al mantenimiento de la biodiversidad) y la preservación de una inmensa riqueza visual y emocional (nuestros hermosos paisajes suizos).

Si el primer elemento permite que los seres humanos, la fauna y la flora puedan defenderse efectivamente contra los flagelos potenciales al diversificar sus respuestas a la agresión, el segundo elemento es un verdadero tesoro nacional que debe preservarse y conservarse, fructificar evitando, por falta de conciencia e inteligencia, arruinar innecesariamente las bellezas que la naturaleza nos ha confiado.
 

El desarrollo de una economía capaz de gestionar recursos naturales a largo plazo y sostenibles (Economía verde). Más allá de la política ambiental clásica que busca proteger de los daños a la humanidad y la naturaleza, la gestión sostenible de los recursos naturales toma en consideración otro concepto complementario a la protección contra los peligros y la preservación de las especies contra su desaparición.

Este concepto señala que el uso actual de los recursos naturales (materias primas y energía, pero también aire, agua, suelo, zonas tranquilas o libres de electrosmogs) no son sostenibles a largo plazo. Estudios serios demuestran que lo que consumimos hoy requiere los recursos de más de dos planetas. Ahora, solo tenemos uno. Este consumo excesivo lo agota y amenaza a mediano y largo plazo incapacitándolo para proporcionar lo necesario para la supervivencia de la humanidad y otras especies con su consiguiente empobrecimiento y lucha por los recursos. La transformación gradual de la economía en una economía capaz de gestionar de forma sostenible los recursos naturales, una economía llamada verde, es inevitable.

Un enfoque ético de las políticas ambientales.

En 2012, la Oficina Federal de Medio Ambiente estableció un Comité de Ética. Su objetivo es identificar problemas éticos y buscar respuestas apropiadas. Desempeña un papel consultivo y pionero al servicio de diferentes políticas ambientales. La ética nos permite distanciarnos de la ciencia, la economía, la política y el derecho. De hecho, se trata de descubrir los valores que subyacen en las decisiones y las reglas practicadas.

A veces descubrimos que lo que es legal no siempre es correcto. Los criterios de "justicia" pueden ser diferentes según el sistema de valores de referencia. Los dos principales enfoques éticos, el consecuencialismo y la deontología, no visualizan los valores de la misma manera. Mientras que el primero busca maximizar la utilidad general (no importa si algunos tienen que sufrir), el otro busca establecer límites claros que no deben excederse. Estas preguntas a menudo surgen en el diseño y aplicación de la ley ambiental. ¿Somos justos y para quién cuando nos interesa? ¿La protección contra riesgos siempre está distribuida correctamente? ¿Es correcto tomar medidas de precaución? Etcétera

Para contrarrestar el uso indebido de los recursos naturales, asignar correctamente los riesgos, forjar y aplicar reglas justas, la ética tendrá que encontrar un lugar decisivo para que el vivir juntos y armoniosamente en este planeta se convierta en realidad.

 

Añadir un comentario

Anti-spam